Virgen del Carmelo – 16 julio

m_carmine17Como toda verdadera devoción, procede de la fe auténtica que reconoce la grandeza de la Madre de Dios y nos impulsa al amor filial hacia la Virgen y a la imitación de sus virtudes.

Al expresar y manifestar la iniciativa del amor materno de María y nuestra voluntad de ser “propiedad” de María, nace el ESCAPULARIO (o pequeño hábito) DEL CARMELO. Pio XII lo definió como el “vestido mariano” por antonomasia y lo definió como “signo y garantía de la protección de la Madre de Dios”.

El Escapulario es signo de la protección de la Madre de Dios hacia aquellos que la aman: es símbolo de pertenencia y consagración a María que socorre a sus hijos en vida, en el momento de la muerte y después de la muerte.

No sólo es signo de protección de la Santísima Virgen en los peligros del alma y del cuerpo. El Escapulario es, sobre todo, un medio para estimularnos a vivir en gracia de Jesucristo y en la imitación de María, su Madre. Quien porta el Escapulario hace profesión de “pertenecer a nuestra Señora”, como se expresaba Pio XII, y de comportarse siempre y dondequiera como su verdadero hijo. Continúa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s