Devoción al S. Corazón

vluceLa práctica devocional, de la Iglesia Católica Romana de los “Los Primeros viernes de cada mes” tuvo origen por Santa Margarita María de Alacoque, surgida de la “Gran Promesa” revelada por el mismo Jesús.

Ya desde el nacimiento el Espíritu Santo tomó posesión de esta alma, ya que esta criatura tuvo que ser, según el plan de la Divina Providencia, el instrumento para realizar los dibujos de la Divina Misericordia. El Señor le habría descubierto Su Corazón y le habría encargado de manifestarlo a su Iglesia.

De cómo preparó el Señor a Margarita María para esta misión y cuáles fueron las innumerables pruebas, lo trataremos aparte. Aquí, daremos unos trazos esenciales para evidenciar el esplendor de esta Santa.

Margarita María

Nació en la villa de Lhautecour, el lunes 22 de Julio de 1647 y fue bautizada el 25 del mismo mes. Hizo su priemera comunión a los nueve años y, en el contacto sacramental de su alma con el Señor, Jesús llegó a ser su Maestro y le cautivó el corazón. Así, lo comprende: “Mi único Amor, cuánto os debo al haberme habitado desde mi tierna juventud, tomando posesión de mi corazón”.

Tras una infancia de sufrimientos, Margarita María corona su devoción entrando en el monasterio de la visitación de Parray le Monial. Tras dos meses, vistió el Santo Hábito el 25 de Agosto de 1671 a la edad de 24 años. Su alma ya estaba libre de cadenas humanas para adorar y sufrir por su amado Jesús. Así lo comprende la Santa: “Sentí mi corazón lleno de Dios, su conversación era tan dulce que solía pasar tres horas sin sentimiento alguno y sin ni siquiera adormecerme…”. Continúa…

Anuncios